Contraindicaciones en el uso del Spa

Los Tratamientos Termales y masajes están contraindicados para aquellas personas que sufren:

*Durante los tres primeros meses del embarazo. Luego de ese período, con prescripción médica, sólo se le aplica el masaje en posición sentada o recostada lateralmente, con técnicas suaves y evitando zona de vértebras lumbares, vientre y tórax.

*En caso de cualquier tipo de intervención quirúrgica deberán transcurrir al menos seis meses

*Enfermedades vasculares inflamatorias, inflamaciones de los ganglios linfáticos y cadenas ganglionares. Debilidad vascular y retenciones circulatorias graves.

*Pacientes que presenten enfermedades del corazón no compensadas, caracterizadas por la existencia de gran fatiga (disnea) a mínimos esfuerzos.

*Insuficiencia cardiovascular y respiratoria severa.

*Trombosis y embolia arterial por riesgo de embolismo pulmonar o de otros tejidos del organismo, venas varicosas avanzadas y en cardiopatías en general (p. ej. Taquicardias, hipertensión arterial).

*Enfermedades agudas o en fase evolutiva, como estados febriles, náuseas, úlceras gástrica ó duodenal muy avanzada.

*Enfermedades infecciosas o tumorales.

*Procesos inflamatorios de origen bacteriano.

*Problemas renales en fase aguda. Cálculos de riñón, vesícula en fase de expulsión.

*Traumatismos recientes y tratamientos quirúrgicos.